CÓMO VENCER LAS PREOCUPACIONES (Parte 2)

Venciendo las angustias

Ahora bien, regresemos a Mateo 6 para descubrir la alternativa que nos da Jesús con respecto a las preocupaciones. ¿Cómo podemos vencer las angustias en cuanto al futuro? ¿Cómo se puede vivir sin ninguna preocupación? ¡Es imposible! Tú preguntas, “¿Cómo puedo olvidar las preocupaciones?” La respuesta a esta pregunta es la llave al problema de las preocupaciones. Cristo no nos pide que dejemos de sentir urgencia. Nos dice que dirijamos nuestra urgencia hacia otra cosa. Nuestra preocupación no debe ser dirigida hacia mañana, porque esto sólo nos parte en dos.

angustiaSi has puesto en manos de Dios tus mejores planes, puedes dirigir tu atención a otra cosa que no sea mañana. Ya no tienes que afligirte sobre el futuro, y puedes dirigir tus esfuerzos, tus energías y todo lo que tienes hacia hoy. Esta es la llave que cierra la puerta a la angustia, y abre la puerta de la paz: concéntrate en hoy.

Concentrarse fuertemente en algo es una actitud correcta, no equivocada. Toda emoción que Dios nos ha dado tiene un uso correcto en el momento correcto. Cada emoción puede ser positiva cuando se usa correctamente, acorde con los mandamientos y principios de la Palabra de Dios. Pero cada emoción puede usarse equivocadamente también. Interesarse fuertemente (sentir ‘urgencia’con respecto a alguna cosa) es una habilidad dada por Dios para movilizar las energías de cuerpo y mente para resolver un problema. Pero cuando enfocamos estas energías en el futuro, el propósito de soltar las energías químicas y eléctricas del cuerpo es frustrado, porque se derraman en el cuerpo pero no pueden usarse. No pueden convertirse en acción, porque es imposible hacer algo sobre el futuro. La preocupación activa una energía que no se usa, y en algunos casos los químicos producidos producen úlceras del estómago y otros síntomas físicos.

Pero si te enfocas en el día de hoy, las energías no son desperdiciadas, sino que pueden usarse. Tu preocupación será útil, tus energías podrán ser usadas al servicio de Jesucristo para resolver los problemas en lugar de preocuparse por ellos. Tú puedes hacer algo respecto a los problemas porque los tienes a mano, estás tratando con la realidad concreta.

Felipe aprendió que podía hacer algo por sus problemas de hoy. Primero nos sentamos y echamos una mirada a los problemas, haciendo un plan para el panorama entero. Oramos, colocando todo en manos de Dios. Después, miramos más de cerca a la próxima semana para determinar —si Dios quiere— lo que se podría hacer. Finalmente hablamos de hoy, y nos preguntamos “¿Qué podemos hacer ahorita?” Felipe se había acostumbrado a ver todo el bosque, y por eso había concluido que era demasiado grande, oscuro y tupido para ser talado. En contraste, aprendió a decir “Por la gracia de Dios tres árboles caerán hoy”. Luego aprendió a enfocarse y derramar todas sus energías en cortar esos tres árboles. Debería olvidar el resto de los árboles. Mañana podrá enfocarse en tres más, y al día siguiente tres o cuatro más, y así sucesivamente. Al continuar así, llegó el momento cuando Felipe podía ver luz en el bosque, y el sol comenzó a brillar. Felipe resolvió su problema de angustia al resolver los problemas de cada día un día a la vez.

Si trabajas fielmente para Cristo, haciendo lo que puedas con los problemas que se presentan hoy, usando todas tus energías, puedes ir a casa por la noche quizás cansado, pero satisfecho. ¿Hace cuánto tiempo no has tenido esa satisfacción? Ya no aquella sensación de cansado y todavía angustiado, sino el sentimiento de cansado y satisfecho, recostándote al final del día sabiendo que has gastado tus energías como Dios manda.

La preocupación y la pereza

¿Sabes que la Biblia señala que muchas de las personas que se preocupan son perezosas? Pues, esto es lo que Jesús mismo le dijo a uno que se afligía con respecto al futuro, y quería excusarse de sus responsabilidades a causa de sus preocupaciones. Pero Jesús dijo que era un caso de mera pereza. En Mateo 25 Cristo relató la historia de tres siervos a quienes se les dio dinero para invertir. Cuando regresó su señor, inquirió acerca de sus ganancias. Al que se le dio más, había duplicado su inversión, y el segundo hizo lo mismo. Pero el tercero confesó que había escondido su dinero en un hueco en la tierra. Cuando volvió el señor, el siervo sacó el dinero se lo llevó diciendo, “Aquí está lo suyo, señor. Lo enterré porque tenía miedo” (Mateo 25:25). El siervo se preocupó de las posibles consecuencias de invertir el dinero. Se preocupaba y se afligía hasta que quedó paralizado. Se preocupaba en lugar de trabajar. Y su señor le dijo, “Siervo malo (nótese que es pecado preocuparse por el futuro) y negligente … debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses” (Mateo 25:26, 27). Jesús le dice en otras palabras, “Debieras haber hecho por lo menos lo mínimo, y ni eso hiciste. Tú eres un siervo perezoso”.angustia-2

La persona preocupada no puede hacer nada porque está ocupada preocupándose por los problemas de mañana. Termina haciendo nada. Tú no puedes hacer nada con los problemas desconocidos de mañana. La angustia sobre mañana es como la persona que se balancea en una mecedora: gasta energía sin ir a ningún lado. Pero con respecto a los problemas de hoy, algo siempre se puede hacer (ver 1 Corintios 10:13). En última instancia, aunque no puedes cambiar el problema, por el poder del Espíritu Santo puedes cambiar tus actitudes con respecto a los problemas. Si nada más cambia, tú puedes cambiar. De modo que siempre hay algo que se puede hacer.

Una solución práctica

Hay un procedimiento sencillo que puedes utilizar cuando te encuentras preocupándote en lugar de trabajar. Cuando sientes que la angustia se te está subiendo, siéntate inmediatamente y escribe las siguientes tres preguntas en una hoja de papel, dejando espacio debajo de cada una para llenar después:

1. ¿Cuál es el problema?

2. ¿Qué quiere Dios que yo haga con él?

3. ¿Cuándo, dónde y cómo debo comenzar?

A veces el solo hecho de apuntar el problema te conduce a la solución. Cuando defines el problema, debes comenzar de inmediato a buscar una solución en las Escrituras. La pregunta es: “¿Cómo puedo enfrentar este problema para la gloria de Dios?” No te conformes con buenas soluciones e ideales nobles. En cambio, comienza a trabajar. Fija un horario para tu trabajo, y ataca la tarea más difícil primero. No olvides el ejemplo de Abraham, “se levantó temprano” cuando Dios le dio la tarea horrenda de sacrificar a Isaac, su único hijo, a quien amaba (Génesis 22:3). Ahí tenemos la solución de Dios para la preocupación.

Un último pensamiento. Este librito es escrito para los Cristianos. Pero si no conoces a Jesucristo como tu Salvador, permíteme decirte algo. Dios le dice a los Cristianos que no tienen nada de qué preocuparse. Pero tú tienes todo motivo por qué preocuparte. Si no eres Cristiano, no tienes las promesas de Dios, como por ejemplo la de Romanos 8:28, porque es dada solamente a los que pertenecen a Dios: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien”. No existe solución para tu problema fuera de Cristo Jesús. No hay nada sino el infierno eterno al final de tu camino. La Biblia nos dice que el infierno es un lugar de oscuridad y soledad. Las personas en el infierno serán como estrellas errantes, ¡separadas las unas de las otras por años de luz! (Judas 13). Peor aún, divagarán eternamente aisladas en la oscuridad, lejos de la presencia de Dios: “Sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder” (2 Tesalonicenses 1:9). Este es el hecho más terrible de todos. El infierno será el lugar totalmente solitario en donde los hombres y mujeres, en vez de preocuparse del futuro, tendrán remordimiento agudo con respecto al pasado. Sólo en el infierno su futuro es seguro: habrá la horrorosa seguridad de un futuro eterno de terror apartados de Dios.

Pero tal vez Dios está obrando en tu corazón, convenciéndote de tu pecado. Posiblemente puso en tus manos este folleto porque quiere que confíes en Jesucristo. Jesús murió en la cruz en el lugar de pecadores culpables como tú, llevando sobre sí su infierno. Toda persona que cree que Jesús murió por ella será perdonada, y en lugar del infierno recibirá el regalo de la vida eterna, una vida con Dios para siempre. Dios promete, “Más a todos los que le recibieron (a Jesucristo), les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12). ¿Por qué no pones tu confianza en Cristo en este momento? No se quede con la preocupación, ¡actúa! Actúa en obediencia a la Palabra de Dios.

Para los que conocen al Señor, permítanme preguntar, “¿Tienes necesidad de arrepentirte del pecado de la preocupación”? Si es así, entonces atiende los problemas de cada día según como te lleguen, y trabaja duro para Cristo ese día.
Jay Adams, Cómo vencer las preocupaciones (Guadalupe, Costa Rica: CLIR, 2011), 16–31.

Advertisements

CÓMO VENCER LAS PREOCUPACIONES (Parte 1)

Los efectos de la preocupación

Las preocupaciones pueden causar úlceras en el estómago, drenar la vitalidad, y enviarnos a una muerte prematura. Nos convierte en personas incapaces de manejar los problemas de la vida. El preocuparse muestra falta de fe en Dios, y nos impide de asumir nuestra responsabilidad en servir a Cristo Jesús. La preocupación es pecado.
Tal vez estás permitiendo que las angustias te impidan vivir una vida de fidelidad a Cristo. ¡Tal vez te preocupas por tus preocupaciones! Y lo que quieres saber es, ¿qué se puede hacer al respecto? ¿Qué dice la Biblia sobre cómo vencer este pecado? Pues, la Biblia dice que lo puedes vencer, ¡con seguridad!

preocupacion-2La preocupación aflige a muchos Cristianos. Felipe, un ingeniero, tenía la tarea de construir un edificio grande. Era una tarea mucho más grande que todos los trabajos anteriores, con muchas dificultades. Comenzó a preocuparse sobremanera. Los contratistas y los subcontratistas estaban peleando entre sí. Los electricistas y los carpinteros no se ponían de acuerdo. Las fechas tope no se estaban cumpliendo. Todo el día y todos los días Felipe se preocupaba, y entre más se afligía menos podía hacer. Ya no era capaz de manejar los detalles de cada día. Comenzó a decirse cada día, “Ya no puedo, es demasiado”. Hasta por fin, un día se levantó de su escritorio y salió de su oficina. Como Felipe era Cristiano, fue a buscar consejo. Y fue con base en la Palabra de Dios que encontró la respuesta a sus angustias.

La esencia de la preocupación

¿Qué es la preocupación? En la Biblia, generalmente se traduce como ‘angustia’, o ‘ansiedad’. Se debería traducir como ‘preocupación’ para que entendamos en nuestros términos lo que Dios nos está diciendo. El término griego en el Nuevo Testamento significa “dividir, romper, o partir en dos”. Este término señala los efectos de las preocupaciones, es decir, lo que produce en nosotros. Pero en sí, la preocupación es una ansiedad en cuanto al futuro. Es una aflicción con respecto a algo sobre lo cual no podemos hacer nada, y ni siquiera podemos tener seguridad en cuanto a ello. Es por eso que nos parte en dos. Cuando uno se preocupa, mira hacia el futuro. Pero el futuro aún no ha llegado. No hay nada concreto que tú puedas agarrar, y no hay nada que se pueda hacer sobre ese futuro. La persona angustiada no puede hacer nada sobre el futuro, ni siquiera sabe cómo se ve el futuro. Nadie fuera de Dios conoce el futuro en su forma verdadera. La persona ansiosa primero se imagina que el futuro será así. Pero al momento piensa que tal vez será otra cosa. Y como no puede saberlo a ciencia cierta, lo parte en dos. De acuerdo a la Biblia, la preocupación es afligirse sobre lo que no se sabe y lo que no se puede controlar, y esto nos rompe en dos. La pregunta es, “Si esta es la esencia de la preocupación, ¿qué puede hacer al respecto?|

preocupacion-3Escuchemos a Jesús —él tiene la respuesta. Dice, “No se preocupen” (Mateo 6:31). Pero Jesús no deja el asunto ahí, sino que explica cómo vencer la angustia. En este pasaje Jesús concluye una discusión vital respecto a la tendencia de afligirnos por las necesidades de la vida con las siguientes palabras: “Así que, no os afanéis (no se preocupen) por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán” (Mateo 6:34). Jesús aquí nos aclara que el problema de la angustia es que proviene de un enfoque incorrecto de la vida. Jesús dice que es incorrecto dejar que los posibles problemas de mañana nos partan en dos hoy.
Cristo hace un contraste entre dos días: “No os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su afán”. En estas palabras tenemos la respuesta de Dios a las preocupaciones. Cada día tendrá suficientes problemas. Tú no debes enfocar tu mirada en los problemas de mañana ¡porque hay suficientes problemas hoy como para ocuparnos! Mañana pertenece a Dios. Mañana está en sus manos. Cuando nosotros intentamos tomar mañana, intentamos quitar lo que le pertenece a él. Los pecadores desean tener lo que no es de ellos, y así se destruyen a sí mismos. Dios solamente nos ha dado el día de hoy. Dios prohíbe que nos preocupemos de lo que podría suceder. Esto está en sus manos enteramente. El hecho trágico es que las personas que se preocupan mucho no sólo desean lo que les es prohibido, sino que se niegan a usar lo que se les ha dado.

¿Es malo planear para el futuro?

Antes de proceder, hay un punto que debemos destacar: Cristo no se opone a la planificación para el día de mañana. Cristo no se opone a pensar en mañana o prepararse para el futuro. Lo que prohíbe son las preocupaciones, la angustia que nos lleva a llorar. No hay nada en Mateo 6 que prohíba la planificación para el futuro.
Las palabras de Santiago son vitales para comprender todo esto (Santiago 4:13ss). Algunos han malentendido este pasaje, interpretándolo como si Santiago estuviera en contra de todo tipo de planificación. Pero esto es exactamente lo contrario del sentido del texto. Es más, en este pasaje Santiago nos está explicando cómo debemos hacer planes. Lo que prohíbe son los planes incorrectos, y nos muestra cómo planificar de la manera que agrada a Dios. Planificar y preocuparse son dos cosas muy diferentes.

¿Cómo debemos planificar entonces? Santiago nos responde así, “Deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala”. Ahora podemos ver la gran diferencia. Santiago nos dice que debemos hacer planes sin preocuparnos. Es imposible no planear, pues siempre estamos haciendo algún tipo de planificación. Pero debe ser sin angustia. La persona que se preocupa actúa como si tuviera el futuro en la palma de su mano. Es arrogante. Santiago dice que debes presentar tus planes ante Dios y decir, “Señor, he intentado hacer mis planes lo mejor posible, según tu voluntad revelada en la Biblia. Pero yo sé que sólo tú eres soberano, y someto mis planes a ti. Sea hecha tu voluntad”.

Como Cristiano, sabes que tu vida pertenece a Dios por el mero hecho de ser su criatura. Pero también has sido comprado por precio, el precio de la muerte de Jesucristo, él que dio su vida para redimirte del pecado y la muerte eterna. El próximo respiro está en sus manos. De modo que debes decirle a Dios, “Te traigo mis planes para que los revises y los corrijas”. Cuando planificas de esta manera, llevando tus planes a Dios para ser revisados (y negados si fuera el caso), aceptando gozosamente la voluntad de Dios, entonces estás planificando como dice Santiago. ¿De qué te tienes que preocupar cuando realmente pones tus mejores planes en la mano de Dios?

Jay Adams, Cómo vencer las preocupaciones (Guadalupe, Costa Rica: CLIR, 2011), 6–16.

________________________________

ESTE MATERIAL ES GRATUITO, SIN EMBARGO, PUEDES HACER UNA DONACIÓN DE DINERO EN FORMA VOLUNTARIA PARA SEGUIR MANTENIENDO ESTE MINISTERIO Y LOS BENEFICIOS QUE ELLA OFRECE. SI ASÍ LO DESEAS, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS A info@poder1844.org o donativo@poder1844.org

DIOS TE PROSPERE Y BENDIGA

www.poder1844.org

 

El noviazgo (segunda parte)

II. CARACTERÍSTICAS DE UN NOVIAZGO EXITOSO

A. Características bíblicas en un noviazgonoviazgo-4

Todos queremos encontrar un amor que dure para siempre. El problema es que lo queremos AHORA. En su desesperación, algunos comienzan a jugar coqueteando y enamorándose y arriesgándose a caer en la seducción sexual. Algunos no están dispuestos a esperar lo que Dios tiene para ellos. No saben que Dios ha establecido reglas para el noviazgo. Sencillamente, él quiere que esperemos el momento que él ha escogido. El Señor sabe lo que es mejor para nosotros, así que dejémosle a él la decisión.

“El corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos”.
(Proverbios 16:9)

RUT Y BOOZ

La de Rut y Booz es una de las historias de amor más grandes de todos los tiempos. Desde Moab, Rut, una joven viuda viajó a Israel con su suegra, Noemí, que también acababa de enviudar. Cuando llegaron al pueblo natal de Noemí, Belén, no sabían la sorpresa que Dios les había preparado. Rut, motivada por el hambre, echó mano de la ley que permitía a los pobres recoger las sobras que dejaban los que cosechaban. Por diseño divino, el campo a donde se dirigió, pertenecía a Booz, un pariente lejano de Noemí.
Al darse cuenta de esto, él pidió que se investigara quién era la mujer y se enteró que Rut había dejado su tierra y su parentela por amor a su suegra. La fidelidad de Rut impresionó a Booz y le tuvo compasión. Le ofreció comida y bebida y ordenó a los que cosechaban que la dejaran recoger con ellos los manojos que iban cosechando. Noemí trató de crear en Rut interés por Booz mientras éste buscaba la forma de reclamar del pariente más cercano los derechos de matrimonio por la vía legal para casarse con Rut. Logró esto y se casaron. Dios los bendijo con hijos entre los cuales uno se llamaba Obed, que fue el abuelo del rey David.
Este hermoso final no habría sido posible si Rut y Booz no hubieran manifestado las características del amor que Dios puede usar mientras esperaban el momento señalado por Dios.

EL LIBRO DE RUT

Hombre                                                                                                    Mujer
• responsable en lo económico v. 2:1                                              • diligente v. 2:2
• liderazgo firme v. 2:5                                                                         • sumisa v. 2:22–23
• protector v. 2:9                                                                                    • sabia v. 3:10
• observa el carácter v. 2:11                                                                 • virtuosa v. 3:11
• generoso v. 2:12)                                                                                  • no envidiosa v. 2:18
• compasivo v. 2:15                                                                                 • agradecida v. 2:10
• sabe tomar decisiones v. 3:11                                                           • valerosa v. 3:1–3, 5
• digno de confianza v. 3:14                                                                 • digna de confianza v. 3:7–8
• industrioso v. 4:1–4                                                                             • trabajadora v. 2:6
• comprometido v. 4:9–10                                                                    • comprometida v. 1:16

B. La importancia del carácter noviazgo-3

Es crucial descubrir el carácter de la persona que se está considerando para un noviazgo, antes de involucrar al corazón en una situación que podría resultar dolorosa. Conteste las siguientes preguntas para discernir el carácter del candidato potencial al noviazgo. Esto le ayudará a medida que aplique la sabiduría y se rodee de personas sabias.

“El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios será quebrantado”.
(Proverbios 13:20)

A nadie le gustan las sorpresas desagradables y menos en el noviazgo. La Biblia nos exhorta a buscar consejo, adquirir sabiduría y discernimiento para tomar buenas decisiones en la vida. Coloque una marca (√) junto a cada cualidad de carácter que represente a la persona por la cual siente atracción.

¿Tiene estas características la persona con quien salgo?
¿Tiene sabiduría y discernimiento?
¿Tiene el corazón dispuesto en buscar lo mejor para mi?
¿Posee sensibilidad consciente con respecto a lo bueno y malo?
¿No usa a los demás para lograr sus metas?
¿Es aceptado por las personas que más me aman?
¿Tiene buena reputación de cumplir sus compromisos?
¿Termina con responsabilidad lo que comienza?
¿Demuestra respeto hacia las autoridades?
¿Tiene una actitud positiva hacia la vida?
¿Vive en disciplina y dominio propio?
¿Administra bien el dinero?
¿Sostiene el contacto visual cuando habla con la gente?
¿Es amable en su trato con los demás?
¿Tiene una vida espiritual activa de estudio de la Biblia y oración?

“El corazón del entendido adquiere sabiduría; y el oído de los sabios busca la ciencia”.
(Proverbios 18:15)

noviazgo-5“Tengo un noviazgo de varios años con alguien que amo. Tiene muchas cualidades, pero también es muy negativo, posesivo y controlador. ¿Debo ignorar la presión que siento y fijarme más en las áreas positivas?”

Imaginemos que cuando sale de compras ve unos zapatos que le gustan mucho. Si esos zapatos le quedan apretados y le presionan mucho los pies, ¿los compraría? No importa cuán atractivos sean los zapatos, si los compra, no le quedarán bien. Asimismo, si usted se siente demasiado presionada en su noviazgo ahora, considere que es una señal y que nunca llegará “a ajustar bien”.
“[El amor] no busca lo suyo” (1 Corintios 13:5)

III. CARACTERÍSTICAS DE UN NOVIAZGO FRACASADO

Muchos noviazgos carecen de significado porque no siguen el orden correcto y comienzan con desviaciones sexuales. Si siente que su noviazgo no es satisfactorio, ¿podría ser porque no siguió el proceso correcto de un noviazgo correcto? Un noviazgo sólo puede ser fuerte cuando ambos se comprometen con Dios a seguir su proceso y con paciencia esperan el momento indicado. Dios les cuidará en el camino y dará dirección a su noviazgo.

“Es el que guarda las veredas del juicio, y preserva el camino de sus santos”.
(Proverbios 2:8)

A. El proceso distorsionado del noviazgoyoung couple conflict on isolated background

A todos nos agrada la palabra amor. Los libros que llevan esa palabra en su titulo, automáticamente garantizan altas ventas. Lo mismo sucede con la música. En español existe una sola palabra para el concepto de amor, pero en griego existen varias palabras con distintos significados.7
En la sociedad actual, la mayoría de los noviazgos comienzan con amor eros: la pasión o emoción temporal. (Algunas parejas nunca pasan de la etapa eros.) Posiblemente después pasen al segundo nivel de amor que se denomina fileo, amor afectuoso que se funda en querer sinceramente a la otra persona; el amor de amistad. El tercer tipo de amor es el agape: amor incondicional que procura el mayor bien para la otra persona.
Infortunadamente este orden está equivocado. Todas las relaciones, incluyendo el noviazgo, deberían comenzar con agape, es decir, desear lo mejor para los demás. Si usted esta dispuesto a comprometerse con Dios a seguir su dirección hacia un noviazgo correcto, usted no puede fracasar. Dios nos advierte específicamente contra las prioridades equivocadas en cuanto a las pasiones desordenadas.

“Él morirá por falta de corrección, y errará por lo inmenso de su locura”.
(Proverbios 5:23)

• Eros, el amor emocional, pasional
—Eros fue diseñado por Dios para obtener satisfacción física y emocional dentro del matrimonio.
“Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo. Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre”. (Proverbios 5:15, 18–19)
—La pureza física es necesaria para obtener la pureza espiritual.
“Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios”. (1 Tesalonicenses 4:3–5)

• Fileo, el amor afectivo, amistad, gozo mutuo.
—Fileo es amar al prójimo. Es comparable al amor por uno mismo.
“Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo”. (1 Samuel 18:1)
—Fileo procura fortalecer a su prójimo de manera espiritual.
“Entonces se levantó Jonatán hijo de Saúl y vino a David a Hores, y fortaleció su mano en Dios”. (1 Samuel 23:16)

• Ágape es el amor sin egoísmo, es comprometerse a procurar lo mejor para el prójimo, sin importar su reacción.
—Agape se origina en Dios.
“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros”. (1 Juan 4:10–11)
—El agape de Dios es la fuente que nos brinda la habilidad para amar a los demás.
“Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios”. (1 Juan 4:7).
DESARROLLO DEL NOVIAZGO SEGÚN LA SOCIEDAD
Comienza y acaba con eros y no tiene profundidad
DESARROLLO DEL NOVIAZGO SEGÚN DIOS
Comienza de adentro hacia afuera con agape, pasa al fileo y es posible que culmine en eros

B. Patrones destructivos del noviazgonoviazgo-7

Si usted encuentra algunas de estas señales de advertencia en su noviazgo, tome tiempo para reflexionar y tenga mucha precaución.

• tener un noviazgo por razones equivocadas
• ceder a la presión de los amigos
• dejarse llevar por apariencias engañosas
• abandono de los estándares personales
• tener un concepto distorsionado del amor
• incursionar en la actividad sexual
• discrepar de los estándares morales
• desobediencia a la estructura de autoridad
• desviarse del orden progresivo de Dios
• dependencia del novio o novia para darle identidad personal

“El avisado ve el mal y se esconde; mas los simples pasan y llevan el daño”.
(Proverbios 27:12)

“Mi novio dice que tenemos que estar seguros de que somos sexualmente compatibles. ¿Qué debo hacer si yo no estoy de acuerdo? Dice que no compraría un auto sin antes probarlo o manejarlo”.
Usted no es un auto ni una simple posesión, sino una muy valiosa criatura de Dios. Después que su novio le de la patada a las llantas, igualmente podría hacerlo con usted y mandarla lejos. Mejor espere a un hombre que respete sus convicciones morales. Su deseo de guardarse pura agrada a Dios.

“Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios”.
(Hebreos 13:4)

C. La raíz del problema

Dios nos creó con las tres necesidades internas de: amor, significado (o reconocimiento) y seguridad. La mayoría de la gente busca a alguien, en el matrimonio, para cubrir esas necesidades básicas. Sin embargo, esto no sucede como se piensa. Dios no diseñó a ningún ser humano para satisfacer todas las necesidades de otro ser humano. Aunque Dios sí ha puesto a personas especiales a nuestro alrededor que cubren algunas necesidades de compañía, de aprendizaje o para ayudar a moldearnos, él quiere que le permitamos ser nuestra verdadera fuente de satisfacción.

“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.
(Filipenses 4:19)

CREENCIA FALSA:

“Quiero encontrar a la persona indicada para casarme, porque de otro modo nunca serán cubiertas mis necesidades”.

CREENCIA CORRECTA:

Tengo el deseo de tener un noviazgo y casarme, pero le doy a Dios mi futuro. Él no llama a todos al matrimonio, pero sí promete llenar nuestras necesidades de amor, significado y seguridad.8 Pongo mi confianza en que Dios me guiará y cubrirá mis deseos más profundos.

“Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan”.
(Isaías 58:11)

June Hunt, 100 Claves Bíblicas para Consejería, vol. 71 (Dallas, TX: Esperanza para el corazón, 1990–2011), 4–9.

El noviazgo (primera parte)

I. DEFINICIONES

A. ¿Qué es el noviazgo?seguridad-la-edad-es-relativa-lo-que-importa-es-la-confia-0-2012079012414-fcb5e6e9ddeeb17b474219855ad0e4f0

Es la relación entre un hombre y una mujer que participan de actividades sociales por mutuo consentimiento. Tener novio significa apartar tiempo para tener interacción social con una persona del sexo opuesto.

“¿Qué tan importante es el noviazgo? Tengo más de veinte años y nunca he tenido novia. No siento necesidad sexual por nadie. No me siento atraído sexualmente por las mujeres (pero no soy homosexual)”.

Existen matrimonios muy felices entre personas que nunca tuvieron novio hasta que llegó el tiempo indicado por Dios a sus vidas. La intención del Señor es que la actividad sexual se practique exclusivamente en el matrimonio. Dios tiene una voluntad perfecta para cada individuo, sea soltero a casado. A medida que profundiza su relación con Dios y su amor hacia los demás, Dios dirigirá su vida y le dará aquello que llene los deseos más profundos de su corazón.

“Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón” (Salmo 37:4).

B. ¿Qué es el cortejo?

En el mundo occidental el cortejo se ha ido generalizando entre la juventud y aun en los adolescentes. El término cortejo se utiliza para referirse a un varón que se propone ganar la atención y el favor de una mujer con la intención de llegar a establecer un compromiso formal y consumar el matrimonio.

“Si en verdad nos amamos, ¿qué diferencia hay entre tener un noviazgo y casarse con alguien de distinta fe?”

Puesto que las emociones son inestables, el amor pasional puede sentirse hoy y terminar mañana. Los tribunales arrojan estadísticas que confirman cuán poco duradero es el amor “romántico”. Por eso, la unidad matrimonial debe construirse sobre fundamentos más sólidos y comunes como…

• Las mismas tradiciones religiosas
• Los mismos valores morales
• El mismo sistema ético
• La misma base espiritual

Una casa nueva tiene mayores probabilidades de resistir si se construye sobre cimientos sólidos. Cuando nos unimos en “yugo igual”, con alguien de la misma fe, adquirimos un alto sentido de unidad, cohesión y afinidad sobre el cual pueden crecer ambas personas.

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Corintios 6:14)

186407421

C. ¿Cuál es el propósito de Dios para el noviazgo?

La Biblia declara que Dios nos creó cuidadosamente; no dice que fuimos creados para vivir aislados el uno del otro. Al contrario, después de haber creado a Adán, Dios dijo:

“No es bueno que el hombre este solo”.
(Génesis 2:18)

Dios creó a Eva para que se casara con Adán. Pero, ¿Cómo saber si una persona ha encontrado a la persona correcta para un noviazgo? O ¿cómo puede alguien convertirse en la persona correcta para otra persona? Considere algunas de las oportunidades positivas que ofrece el noviazgo.

Con el noviazgo, usted tiene la ventaja de…

• aprender a comunicarse con una persona del sexo opuesto
• definir las características importantes que desea en su futuro cónyuge
• conocer a candidatos potenciales para el matrimonio
• crecer social, emocional y espiritualmente

“¿Qué debo hacer cuando me invita a salir alguien que no me interesa?… o ¿que dice: ‘Dios me dijo que te invitara a salir’ o ‘Dios me dijo que me casara contigo?’ “No quiero luchar contra la voluntad de Dios”.

Cuando uno dice “no”, no significa que está contra la voluntad de Dios. Si Dios quisiera que esa persona fuera su novio, se lo hubiera comunicado también a usted. Usted puede contestar de la siguiente manera: “Gracias por el honor de tu invitación. Yo creo que debemos estar atentos a la dirección de Dios, pero yo no siento la misma dirección. Debo rechazar tu invitación. Quizá Dios te esté dirigiendo a buscar a otra persona y sinceramente no creo ser esa persona. Mientras sigas buscando la voluntad de Dios, él te guiará a la persona indicada”. Tal vez esto parezca descortés, pero no lo es cuando uno trata de evitar que alguien salga herido o se desvíe del camino. La sinceridad siempre es la mejor opción.

“El que habla verdad declara justicia; mas el testigo mentiroso, engaño”. (Proverbios 12:17)

noviazgo

D. ¿Cuál es la diferencia entre enamoramiento y amor?

Todos nos hemos enamorado en alguna ocasión, es lo que llamamos “amor platónico”. ¿Alguna vez cambió de dirección para pasar cerca de alguien deseable? ¿Procuró vez arreglarse mejor pensando que esa persona especial podría encontrarle? ¿Saltó su corazón con emoción cuando sin querer hizo contacto visual con aquella persona? ¿Cómo saber si estos sentimientos demuestran enamoramiento o amor duradero y verdadero? El enamoramiento es una expresión de admiración o atracción excesiva que no está guiada por el buen juicio. El tiempo y la madurez nos dan la habilidad de reconocer la diferencia entre la fantasía y la realidad. Mientras tanto, es bueno esperar juiciosamente para evitar cometer un error y sufrir innecesariamente.

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”.
(Proverbios 4:23)

Enamoramiento                                                             Amor
• repentino                                                                        • gradual
• altamente emocional                                                  • fiel y consistente
• idealista                                                                           • realista
• basado en las emociones                                            • basado en un compromiso
• se debilita por la distancia                                         • se fortalece en la separación
• quiere que lo hagan feliz                                             • quiere hacer feliz a la otra persona
• se centra en las características externas                • se fija más en el carácter interno
• quiere recibir                                                                   • quiere dar
• es posesivo                                                                       • libera
• enamorado de los “sentimientos”                           • enamorado de la “devoción”

“Más bienaventurado es dar que recibir”
(Hechos 20:35).

“Mi novio y yo vivimos juntos. Él dice que me ama, pero que no está preparado para el matrimonio. ¿Cómo lo puedo animar a casarse?”

Si usted ha permitido que su novio disfrute de la sexualidad sin compromiso, él no tiene ninguna motivación para casarse. Practicar la intimidad sexual fuera del matrimonio rebaja la esencia del amor. Bíblicamente, ni usted ni su novio se están dando amor verdadero. Pida a su novio que dejen de vivir juntos. Si la ama de verdad, él la seguirá amando (no sólo por el sexo) y estará dispuesto a esperar hasta después del matrimonio.

“El amor es sufrido”. (1 Corintios 13:4)

June Hunt, 100 Claves Bíblicas para Consejería, vol. 71 (Dallas, TX: Esperanza para el corazón, 1990–2011), 1–4.

¿Te vas a casar?

noviosSon precisamente estos matrimonios no santificados los que están engrosando las filas de los observadores del sábado. Dios anhela que sus hijos sean felices y, si ellos aprenden de él, los salvará de la miseria diaria que viene como consecuencia de estas uniones desdichadas.

Muchos matrimonios nunca podrán producir otra cosa sino miseria; y, sin embargo, la mente de los jóvenes se encauza por este rumbo, porque Satanás los induce hacia allá, haciéndoles creer que para ser felices tienen que casarse, cuando no tienen la capacidad para dominarse a sí mismos o sostener una familia.

Los que no están dispuestos a adaptarse al temperamento del otro para así evitar las desavenencias y contiendas, no debieran dar el paso; pero esta es una de las trampas seductoras de los últimos días, donde miles echan a perder su vida presente y futura. El ensueño, el romanticismo enfermizo, debieran evitarse como si fueran lepra. Muchos de los jóvenes de ambos sexos carecen de pudor; por lo tanto, es esencial la precaución. Un carácter virtuoso es el cimiento sobre el cual hay que construir; pero faltando el cimiento, el edificio es inservible. Quienes han conservado un carácter virtuoso, aunque carezcan de otras cualidades deseables, poseen verdadero valor moral.

 

Elena de White, Testimonios para la iglesia T5, 115